Comments are off for this post

Día de las Madres

Queridos Amigos,

Esta carta será un poco diferente, ya que no estuve el domingo pasado en el servicio y no puedo darles una recopilación del mensaje. Mi caso fue un poco inusitado, ya que tenía todas las intenciones de estar con ustedes. Sin embargo, el sábado por la noche, en una cena en el estudio de mi hijo, tuve un encuentro con un perro, el cual no gané!   El perro de alguna manera, no sé si quería morderme, o sólo lamerme la cara, ¡acabó enganchando su colmillo en la parte interior de mi nariz! Seguro que el pobre perro sólo fue a por lo más notorio de mi cara, mi gran nariz. ¡Menos mal que no buscó los apéndices más grandes! al ser así, hubiese mordido mis orejas, y seguro que hubiese pensado que eran unas chuletas apetitosas y podría haberme mordido peor. Pero regresando a lo sucedido, tardé bastante en parar el sangrado, y ¡más en sanar mi espíritu humillado!

¡Ahora mismo mi plan es el estar con todos este domingo! No pienso encontrarme con ningún animal este fin de semana. Bueno, es no es del todo la verdad, ya que mis nietos son unos verdaderos bestias a veces, y con ellos sí estaré. Menos mal que no acostumbran morderme.

Una cosa del cual estoy convencido, es que este domingo será un día de mucha bendición. En principio porque es Día de las Madres, y las queremos celebrar y bendecir. Esta es una buena oportunidad para traer a las mujeres de su familia, ya sean madres o no. Estaremos repartiendo un regalito a todas las damas, de todas las edades, al fin del servicio. Esto es algo que La Pastora Janet ha preparado para las mujeres de Cottonwood.

La Segunda bendición que nos espera es la predicación de Charlotte Gamble! Ella, junto con su esposo, pastorean una iglesia en Inglaterra.   En las visitas previas que nos ha hecho, sus mensajes nos han bendecido grandemente, y yo sé que este domingo será igual. Otro motivo para traer a sus familiares, sus amigos, sus colegas, y como siempre digo, aun a sus enemigos. Llenemos el santuario para que Dios pueda tocar a más y más gente, aumentando la familia de Cottonwood con creces.

Otra cosa que quiero mencionar para pedir las oraciones de todos, es lo siguiente. Ayer, yo con otros seis de la iglesia, fuimos a la casa de Fernando Fuerte para compartir la Santa Cena con él y su esposa Ginellie. Los médicos le han dado más o menos un mes para vivir. Hemos orado mucho por Fernando como iglesia y seguimos creyendo que Dios es un Dios que sana y restaura. Eso siempre lo creeremos.

Pero aun así, esta vida es efímera y dura poco. Pido que todos, como familia, estemos apoyando a Fernando, Ginellie y sus dos hijos en estos tiempos difíciles. Lo maravilloso que tenemos como creyentes, es la certeza que la muerte física para nosotros, sólo es el pasar de esta vida terrenal a una eternidad con nuestro Señor Jesús.

San Pablo escribiendo en 2 Corintios 15:53-57 dijo: Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad. Cuando lo corruptible se revista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que está escrito: La muerte ha sido devorada por la victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?…..!Pero gracias a Dios que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!

Sí, la victoria es nuestra. Vivamos es esa victoria todos los días.

¡Nos veremos este domingo!

Un abrazo

El Pastor David

 

 

Comments are closed.